Redentores del tiempo

Serie: Efesios en el trabajo- Parte 5

Artículo original de Jordan Raynor- traducido con permiso

Así que tengan cuidado de cómo viven. No vivan como necios sino como sabios. Saquen el mayor provecho de cada oportunidad en estos días malos. No actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan.

Efesios 5:15‭-‬17 NTV

Hoy, estamos revisando el que mi amigo Matt Perman llama «el pasaje clave del Nuevo Testamento sobre productividad». Pero antes de observar Efesios 5:15-17 con más detenimiento, es necesario aclarar el contexto.

Luego de hablar extensamente sobre el evangelio de la gracia en Efesios 1-4, el apóstol Pablo nos recuerda nuestra posición como «hijos amados» de Dios en Efesios 5:1. ¿Cuál es nuestra respuesta a nuestra adopción como hijos e hijas de Dios? El pasaje de hoy contiene parte de la respuesta a esa pregunta.

Pablo está diciendo que parte de nuestra respuesta al evangelio es «sacar el mayor provecho de cada oportunidad». Prefiero la traducción de la versión King James en inglés que traduce esa frase como «redimiendo el tiempo».

La palabra griega exagorazó, que traducimos como «redimiendo» en la expresión «redimiendo el tiempo» (o «aprovechando el tiempo bien», en la versión Reina Valera), literalmente significa «comprar algo en grandes cantidades» o «rescatar con dinero». Si alguna vez ha dicho «quisiera poder comprar más tiempo», esa es justo la idea aquí. Cómo cristianos, estamos llamados a «comprar masivamente» tanto tiempo como podamos, manejando nuestro tiempo tan cuidadosa y sabiamente como sea posible hacia los propósitos de nuestro Padre. Al comentar este pasaje, Tim Keller dijo, «los cristianos estamos solemnemente obligados a no perder el tiempo. ¡La mayordomía (administración) del tiempo es un mandato!»

¿Por qué se nos manda administrar nuestro tiempo sabiamente? No es para tener más tiempo de perseguir nuestros propósitos egoístas. Estamos llamados a redimir nuestro tiempo porque «los días son malos» y nos estamos quedando sin tiempo para hacer la voluntad del Señor. Jen Wilkin lo pone en estos términos: «se nos ha ordenado ser redentores del tiempo, aquellos que reclaman el tiempo usado para propósitos inútiles y lo emplean para la gloria de Dios «.

Amén. Pablo nos muestra que un buen manejo del tiempo no es «poco espiritual». Es una respuesta apropiada al Evangelio y a nuestra adopción en la familia de Dios. Él está obrando en el mundo y nos ha invitado a participar en esa labor a través de nuestras vocaciones. Con eso en mente, seamos «redentores del tiempo» y aprovechemos nuestra corta de vida de la mejor manera, para la gran gloria de nuestro Padre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s