La bendición de un corazón agradecido con Dios

“No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo”, Filipenses 4.6-7.

La gratitud es una actitud del cristiano que le permite vivir en la plenitud de Dios. No se trata de un sentimiento necesariamente, sino de una decisión y un hábito en el que reconocemos de antemano que Dios tiene la respuesta y el control en cada situación diaria.

Como expresó Pablo a los filipenses, ser agradecido nos libera de la preocupación, nos da una paz sobrenatural en medio de las adversidades, una paz que protege nuestro corazón de sentimientos de queja, duda y tristeza.

Esta es una marca de los hijos e hijas de Dios, ser agradecidos por lo que tenemos, por lo que no tenemos, por lo que nos falta, en suma, por todo.

Conéctate con Mi semana con Dios todos los lunes a las 8:00 a.m. por nuestro Facebook Live.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s